Ahora que lo entendemos no sabemos relacionarnos con él

En mayo de 2009 volví a España después de vivir un par de años en Boston y fundé una empresa social. Esa fue mi primera incursión en el mundo del emprendimiento social, al que me he dedicado a través de la investigación, la docencia y la práctica desde entonces. En aquel verano de 2009, cuando decía que quería montar una empresa social la respuesta que recibía mayoritariamente era una mirada confusa. La empresa social que fundé en 2009, Puentes Global, aún existe y hoy, cuando digo que presido una empresa social, recibo miradas de apoyo. Para mí esa transformación en la mirada de la gente refleja a la perfección el inmenso avance que se ha producido en pocos años. Hablaremos de lo que queda por andar pero es importante a veces mirar lo caminado para, con justicia, congratularnos en ello. [Ir a la fuente original]