EMPRENDIMIENTO SOCIAL: LA TENDENCIA DE LOS NEGOCIOS SOSTENIBLES

Existe un pensamiento constante para los emprendedores sociales: crear un impacto positivo en el planeta en el ámbito social, económico y ambiental, y simultáneamente adquirir sostenibilidad financiera por esta actividad. Para lograr estos dos objetivos se conjugan prácticas y estrategias de emprendimiento social y convencional; este modelo de hacer negocios ya es tendencia en el mundo y Ecuador no es la excepción.


Dicho de otra manera, los emprendimientos sociales, conocidos como emprendimientos 'híbridos', integran un modelo de negocio que en esencia combinan las características de empresas enfocadas en resolver los retos sociales, ambientales y económicos del mundo-conocido como triple impacto-, con el de empresas tradicionales que se enfocan en obtener réditos económicos por los servicios y productos que ofrecen. El emprendimiento social tiene un rol paralelo a sistemas productivos actuales.

HISTORIA DETRÁS DEL EMPRENDIMIENTO SOCIAL

En su curva de crecimiento, el emprendimiento social ha tenido que sortear muchos retos, entre ellos el de ser visto únicamente cómo una empresa filantrópica y nada rentable. Un estigma que lo alejó de los capitales semillas tradicionales por décadas.

[Ir a la fuente original]