La Economía Social muestra su potencial para adaptarse a los futuros retos del mercado

cepesLa Economía Social europea tiene potencial para adaptarse a los nuevos retos del mercado y liderar el crecimiento económico en nuevos sectores emergentes de actividad, según se puso de manifiesto en la Conferencia Internacional ‘Nuevas demandas y tendencias del mercado: retos y oportunidades para las empresas de economía social’.

En este evento, organizado en Madrid por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), con la financiación del Fondo Social Europeo, participaron representantes de la Comisión Europea, de las administraciones públicas de 11 países y de empresas y entidades de la Economía Social europea, que analizaron el presente y el futuro de este modelo de empresa, su fortaleza y su resiliencia ante los futuros retos y tendencias del mercado.

La Conferencia permitió conocer el trabajo que el Fondo Social Europeo está realizando en España y en otros Estados a favor de la economía social. Otro de los objetivos fue identificar nuevas líneas de trabajo y propuestas que ayuden desde el Fondo Social Europeo a preparar y adaptar la economía social española y europea a los nuevos retos que ofrece el futuro del trabajo.

Las consultoras Maribel Martínez y Elvira González, de Abay Analistas Económicos y Sociales, explicaron los “factores transformadores” a los que deberán adaptarse y dar respuesta las empresas de la economía social. Son la revolución tecnológica, la globalización, la lucha contra el cambio climático, los cambios demográficos y medio ambientales, las migraciones y los cambios sociales.

Asimismo, subrayaron el temor existente en la población a que estos factores transformadores y el uso de las TIC supongan destrucción de empleo. Sin embargo, respondieron que las nuevas corrientes económicas afirman que esta transformación brinda nuevas oportunidades que generan nuevos puestos de trabajo que, además, permitirán reducir barreras y fomentar la integración de los colectivos más vulnerables en el mercado laboral.

Además, otros retos que tendrá la Economía Social serán abordar sistemas de prospección y de experimentación de nuevos productos y soluciones, haciendo uso de la digitalización. Otro reto que se puso de manifiesto es determinar el papel de la Economía Social en la modernización de los sistemas de protección social y de inclusión social, puesto que puede aportar mucho a la modernización de estos sistemas.

Importancia en Europa

El portavoz de la Dirección General de Crecimiento de la Comisión Europea, Karel Vanderpoorten, subrayó la “importancia” de la Economía Social europea, destacando su “capacidad de innovación”. Asimismo, afirmó que “no esperamos que la Economía Social sea solo el sector que "apaga fuegos" durante la crisis, sino también un sector potente en la creación y el mantenimiento del empleo” y un actor fundamental en la construcción de Europa.

El subdirector general de la Unidad Administradora del Fondo Social Europeo (UAFSW) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Ángel García Frontelo, explicó las acciones que está realizando el FSE en España a favor de la Economía Social.

En este sentido, afirmó que CEPES, como organismo intermedio del FSE, “tiene una apuesta muy clara por una mayor profesionalización del sector de la Economía Social y el uso de herramientas innovadoras”. Además, añadió que “es muy destacable el impulso que CEPES está dando a la creación de nuevas empresas de Economía Social, muchas de las cuales son de personas en riesgo de exclusión social, lo cual representa un valor añadido”.

Por su parte, la directora de CEPES, Carmen Comos, puso en valor el papel de la Economía Social, que siempre se ha distinguido por ser creadora de oportunidades y soluciones, especialmente en los momentos más difíciles, adaptándose a los cambios sociales y también tecnológicos que han jalonado su historia desde su nacimiento hace más de dos siglos.

En este sentido afirmó que la Economía Social “apuesta de manera decidida por un modelo de empresa innovador, donde prima la persona sobre el capital, donde la gobernanza democrática y la reinversión de los beneficios son algunas de sus señas de identidad”.

Miguel Crespo, representante del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, recordó que España está trabajando en la elaboración de la Estrategia de Economía Social 2020, que contiene una batería de medidas muy importantes para fortalecer a la Economía Social Española y para adaptarla a la nueva realidad del sistema socioeconómico.

En la mesa redonda ‘Experiencias del FSE en Europa en la adaptación de la Economía Social a los nuevos sectores y tendencias en el mercado’, se expusieron las prácticas desarrolladas por otros países europeos, como Escocia o Suecia. Este debate fue moderado por el responsable de Internacional de CEPES, Carlos Lozano, y contó con la presencia de la directora general de Social Firms Scotland, Pauline Graham; la gerente de Desarrollo y Redes de Sencot, Kim Wallace, y la coordinadora del Consejo del FSE de Suecia, Anna-Lena Wettergren Wessman.

Por último, Dorotea Danielle, del European Research and Developmen Service for the Social Economy (DIESIS), se mostró “impresionada” por las “oportunidades” que el futuro brinda a la Economía Social europea y que se expusieron durante la conferencia, a la vez que afirmó la conveniencia de “trabajar conjuntamente” entre el FSE y este sector empresarial.

 

¿Quieres más información del Observatorio Español de la Economía Social?, pincha aquí.

Se el primero en comentar

Deje su comentario aquí

Tu dirección de correo no será publicada.


*