MODELO DEL SISTEMA VIABLE

Rodrigo Naranjo Arango es consultor, coach y CEO de Naranjo Consulting, cuyo compromiso es aportar al bienestar social a través del desarrollo organizacional y personal, por lo cual nuestros valores denominados HOPE (del inglés Esperanza) están alineado a la ilusión de ayudar a construir un mundo mejor.

MODELO DEL SISTEMA VIABLE

Cuando escucho decir “modelo del sistema viable”, de inmediato pienso en la sencillez que deben tener las organizaciones en todos y cada uno de sus procesos.

Las organizaciones no deben convertir lo fácil en difícil, claro esta que en oportunidades la sencillez nos hace incrédulos, por la misma facilidad que se nos presentan los negocios, debo actuar con sencillez y no dudar de mi propia capacidad (autoconfianza), tengo que creer en mi sentido común, no debo pensar en encontrar más dificultad a lo largo del camino, que la que realmente puedo tener, siempre hay que hallar menos dificultad, tengo que hacer las cosas sencillas.

Y es la sencillez que nos permite dar vida al MSV, las organizaciones no son solo esa estructura organizacional elaborada en organigramas de tonos color “pastel”, muy bonitos a los ojos de nuestros visitantes, lo que verdaderamente le da vida a ese organigrama (estructura) es su identidad, su cultura organizacional, la forma como se agruparon las tareas, como se asignaron los recursos, como esta asignada la autoridad (jerarquía) y sobre todo como están diseñados sus procesos, es aquí donde vemos la organización como un todo, es prácticamente la supervivencia de la organización; hay que aprender a adaptarnos a los cambios del entorno (flexibilidad) para poder competir, la competitividad nos mantiene o nos saca del mercado.

No podemos olvidar dentro de esta parte que conforma el enfoque sistémico en el modelo del sistema viable que es en este punto donde damos vida a nuestra organización, el organigrama a simple vista ya nos muestra los niveles de jerarquía (niveles de la estructura), y la forma como se han agrupado las tareas por funciones.

Dentro del contexto del enfoque cibernético el organigrama o estructura nos muestra las líneas de comunicación vertical (hacia abajo, ordenes - para arriba, retroalimentación-), horizontal (de coordinación), el éxito de la buena comunicación depende de muchas situaciones, hablar no es solo comunicar, es escuchar, es entender y comprender el lenguaje, de lo simple. Debo configurar un lenguaje sencillo que llegue a toda la organización, no hay que crear en la organización un lenguaje complejo que limite los procesos sencillos, los gerentes no deben crear falsos “testimonios” de sus empleados utilizando lenguajes complicados que solo buscan confundirlos, la comunicación debe llegar no solo a la alta gerencia, también debe llegar a la base de la organización.

La sencillez es para personas inteligentes, no debo tener miedo a lo que las otras personas puedan pensar de mí, ¿Sabe una cosa? La arrogancia no es sinónima de conocimiento, el conocimiento se transmite y se debe transmitir para aumentar la eficacia, la eficiencia y la productividad de una organización, por eso no debo creer en las personas que utilicen un lenguaje inadecuado, ellas solo buscaran confundirme para crearme la necesidad de buscar su apoyo, sumado a los altos costos que trae el desenrollar el lenguaje de la complejidad que han utilizado. 

También aquí podemos determinar como se hará el control (centralizado, burocrático – descentralizado, neoclásico), en este punto tenemos que habernos adaptado a los cambios, esa será la constante, hay que tener alianzas estratégicas con otras empresas que estén iguales o mejor que nosotros (crecimiento continuo), hay que aprender de los países europeos como se han consolidado en bloques geopolíticos para competir en el mundo globalizado de los negocios.

Reflexionando un poco sobre la tecnología, le puedo decir que a veces me complica, por que me hace olvidar la esencia de la organización, el recurso humano!. La tecnología no me debe hacer olvidar de mi planta de producción, no me puede hacer olvidar de mis clientes, la tecnología debe ser sencilla, pero no debe buscar remplazar nada. Cuando tengo mi mente clara, cuando la sencillez fluctúa, siento como cuando limpio el disco duro de mi PC, mi mente es más ágil, es más rápida y pienso con más claridad, ello me da la fortaleza de decidir con seguridad, así puedo diagnosticar, diseñar, liderar y controlar mi empresa, herramientas que me brinda el MSV.

Por experiencia la mejor herramienta para triunfar en una actividad, es conocer las fortalezas de mi negociador, para evitarlas y explotar más bien sus debilidades para derrotarlo, debo elegir la estrategia correcta.

Las organizaciones se hacen organismos complejos por que allí actúan seres humanos, cada uno con su propia característica como persona (sicología), con comportamientos propios de su cultura, su raza, su religión y su educación en entre otros, pero es en la estructura de aplicación del MSV donde actúa la mano del líder, el líder que tiene el conocimiento de lo humano (debilidades, fortalezas y limitaciones) sabe cuando y como actuar con sus colaboradores.

La información en el MSV debe fluir con sencillez a través de la organización, para que esta pueda salir al entorno y dar a conocer nuestra cultura, nuestros productos (calidad, precio, funcionalidad, disponibilidad, marca, entre otros) además pueda recibir del entorno (retroalimentación) lo que esta cultura y producto esta impactando en él (comunicación en doble vía), esta comunicación es la que nos permite el aprendizaje, la que nos permite mejorar y ser viables.  

En el MSV hay situaciones que quieren hacer este modelo complicado y es el desarrollo acelerado de la tecnología que a veces se vuelve inmanejable, en esta tecnología tenemos que hablar del rompimiento de las barreras de comunicación, la rapidez con que se mueve la información nos hace “mover” altos volúmenes de datos, que pueden llegar a hacer lento el proceso, esta rapidez hay que hacerla sencilla y hacer que se maneje a través de toda la organización para que cada área funcional haga lo que le corresponda, el gerente no puede dejarse distraer en aspectos rutinarios, la preocupación de un gerente es lo estratégico y la proyección de la organización a futuro.

El MSV necesita lideres que gestionen conocimiento, que transformen un comité de dirección, en un equipo de dirección; lideres que vean el problema y lo vean sin anteponer su protagonismo personal, que vean la labor del equipo; lideres que tengan un compromiso con los resultados (responsabilidad, autodisciplina y entrenamiento); lideres que motiven el conocimiento, el conocimiento no utilizado es un costo muy alto para la empresa; lideres especialistas en trabajar en equipo para poder hacer bien su trabajo, la comunicación horizontal es la que crea cultura y la cultura es la que crea equipo y añade valor al cliente.

Las empresas “equipadas” con el MSV deben tener una hoja de ruta marcada y no esperar que sea la competencia la que le defina el día a día, si mi empresa no tiene una brújula, no tiene un norte seguramente no se para donde va, si el líder de la empresa no sabe para donde va, ¿Qué pueden pensar del resto de mi organización?. Un líder debe conocer como la palma de su mano, cual es su hoja de ruta, cual es el camino que lo puede llevar al éxito, solo así estoy haciendo algo para alcanzarlo.

Se el primero en comentar

Deje su comentario aquí

Tu dirección de correo no será publicada.


*